El pitoniso de las historias para dormir a los niños

Hola a todos, como todos los años por estas fechas y aprovechando el final de las competiciones de baloncesto, en la pasada entrada lancé una serie de predicciones sobre lo que yo pensaba que iba a pasar en las distintas eliminatorias en juego. Como todos los años lo bordé, pero bordado de verdad. La verdad es que todo lo que predije era bastante coherente, al menos para mi, y en todo he sido un desastre, lo que me hace pensar en lo bonito de este deporte, imprevisible y difícil de predecir, y también en lo poco que sé de baloncesto. Comenzando por orden yo dije que en la eliminatoria entre Madrid y Valencia, que por aquel entonces iba 2-1 a favor del real madrid iba a pasar el Madrid(cosa que acerté), pero que necesitaría el quinto encuentro en su campo para pasar a la final. Esa misma noche el Madrid despachó la eliminatoria en su mejor partido en La Fonteta, primera cagada. Al día siguiente el Barcelona, del que o había dicho que ganaría el cuarto y pasaría a la final de la ACB en el cuarto partido vio como lo avasallaron y ganó el quinto de aquella manera y rezándole a todos los santos. Acerté pues la final que predije, ese Madrid-Barsa tan usual, pero de ninguna manera la forma en que cada uno llega a jugarla. Y dije que el Barcelona ganará 3-1, así que menos eso pasará cualquier cosa.

En la NBA metí la pata todavía más. Andaba la serie 2-1 para Cleveland cuando dije que ganaría Cleveland la NBA por 4-2. Y desde que escribí eso ha habido 3 victorias seguidas para los warriors, que esta pasada madrugada se han proclamado merecidísimos campeones de la NBA. Vaya con mis predicciones. Aunque son ya un clásico y el año próximo si sigo aquí volveré a intentarlo. Me pegan palizas en el supermanager, en el NBA fantasy y en cualquier cosa relacionada con baloncesto en la que intente poner mi idea, formación o inteligencia, así que cada vez me voy haciendo un mapa mental más preciso de la idea que tengo sobre este juego.

Hoy quiero poner aquí para despedirme de esta entrada una “Historia para dormir a los niños”, una de esas historias que se cuentan cuando quieres que los niños se relajen y se duerman, de esas que esperan que no atiendan porque la escuchen ya con las pupilas dilatadas y la mirada vacía. Por eso esta historia es así, tan irónica y cruel, tan bonita, infantil y atrevida a la vez, porque está diseñada para que nadie la atienda, ni el que la lee, ni el que la sufre, ni el que la debe escuchar, es solo una historia de realidad alocada. Y dice asi:

“El otro día caminaba recalcando canciones
en mi mente de despropósitos,
cuando al mirar a una niña bastante fea
me percaté del hecho de que no conozco el sabor del miedo,
más tarde pensé que si una niña tan fea
había despertado en mí semejante pensamiento filosófico
¿qué no haría una bonita?,
e inicie una gira de miradas buscando, sin duda,
el mayor pensamiento que mi mente pudiera acumular.

Sin duda no es fácil encontrar belleza en este mundo,
por mucho que los ilusos lo vean todo maravilloso,
pero tras poco buscar contemplé una niña de unos 6 años
con unos ojos azules y una cara prometedora,
atendí a mi mente y pensé que aún no había merendado
y, ¡que ya era hora!.

Entonces entré en la eterna duda de si es que lo feo
es más profundo y precioso en realidad que lo físico,
de si la apariencia enturbia a las personas que la disfrutan
y las convierte en huecos trozos de genes,
pues vaya pensamiento me había motivado
la niña bonita, con eso no ganaba un Nobel,
entonces vi un dragón venir hacia mí y
antes de que mi mente pensara algo me vi calle abajo
trepando baldosas como nunca en mi vida
y comencé a sospechar que estaba en uno de mis sueños
de las once de la mañana en verano.

Empecé a cavilar y me di cuenta de que no había reconocido
ninguna de las calles por las que había pasado,
así que sí, se trataba de un sueño, y dejé de correr.

Ahora estoy siendo masticado por un asqueroso y babeante
dragón, que al parecer, es bastante real.

Y digo yo, que al menos he conocido el sabor del miedo,
pero lo que de verdad me extraña
es poder seguir hablando cuando ese agradable dragón
hace unos diez minutos que me ha arrancado la cabeza,
debe ser eso que les pasa a las lagartijas de mientras
este la sangre caliente muevo la colita,
así que supongo yo que me halló ante una de mis últimas
reflexiones de lucidez, así que buscaré una niña bastante fea
para tener un gran pensamiento final, pero joder…
¿con qué ojos la busco?
la intuiré….., por ahí debe venir porque estoy pensando
que el amor verdadero se nutre de una porción de emoción
mezclada con adversidades de quimeras fantásticas y
congruencias que me siguen a todas partes como remolinos de
pasión enfrascados en venas de vinilo.

Joder Dios, gracias por quitarme los ojos porque esa debe
ser lo más feo que ya hubiera visto en mi vida,
¡¡toma, que me estoy enfriando!.”

Para dormir no sé si servirá, pero yo me he echado unas risas con esta historia y quería compartirla. Igual nadie la entiende, o solo me hace gracia a mi. Pero aquí la dejo para que la maduréis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s