El paseo del balón en el sobaco.

Hola a todos y bienvenidos una vez más a mi blog. Quizás este espacio mío esté viviendo sus últimos coletazos, porque cada vez me parece más una obligación y menos un disfrute entrar a escribir. La verdad es que el hecho de no entrenar me quita claramente contenidos que narrar y por consiguiente cosas interesantes que explicar y argumentos por los que dejarme ver por aquí.

Esta semana he tenido el cometido de sustituir a un compañero, al entrenador de nuestro junior masculino que se encontraba de viaje y yo, como buen director deportivo, he tapado su ausencia lo mejor que he podido, dirigiendo el entrenamiento del viernes noche y el partido del sábado a la mañana. Me sentí bastante desentrenado, porque de esto de entrenar también se pierde la forma, pero he de decir que al final disfruté el partido, porque dirigir sigue siendo una de las cosas que más me gustan a mi edad. Además el desenlace del encuentro me permitió quedarme con un buen sabor de boca, ya que jugamos fatal los 3 primeros cuartos del partido y perdíamos de 14 puntos al comienzo del último cuarto, pero ganamos este último periodo por un parcial de 26-0 y eso nunca lo había logrado. Dejar a un rival a 0 en todo un cuarto, y no en el típico partido en el que tu equipo es muy superior y acabas ganando por 80 (que algunos de esos se dan en categorías inferiores), sino un parcial de 26-0 para recuperar una diferencia de 14 y terminar ganando por 12 el partido. Dirigir el partido me gustó, aunque sentí mucha impotencia en muchas ocasiones, y no por cómo estaban jugando mis jugadores, sino impotencia por no poder encontrar más soluciones, ya que al no ser su entrenador habitual tus armas se merman muchisimo, no están habituados a mis mensajes, ni son mis ideas, ni es mi trabajo el plasmado, sino el de un compañero que sabe lo que lleva entre manos y los por qués de los motivos. El conocimiento es poder, y el desconocimiento provoca situaciones en las que te cuesta entender cual es la mejor decisión para tratar de ayudar a los chicos.

Por otra parte, esta semana ha llegado una buena noticia, el gobierno de la nación ha otorgado una subvención de más de quinientos mil euros a nuestro municipio para la construcción del nuevo pabellón. Esta subvención, unida a la indemnización del seguro del pabellón caído suma una cantidad más que suficiente para que nuestro nuevo pabellón sea levantado a la mayor brevedad. Nuestro club, y otros clubes de nuestra localidad, estamos sufriendo ya dos años unas incomodidades y unas dificultades con las que se hace muy difícil lidiar. Ninguno de los clubes nos hemos querido meter a políticos, ni desmarcarnos con unos o con otros, porque ni nos interesa ni es nuestro cometido, pero si necesitamos ya con una urgencia increíble un lugar decente y proporcionado a nuestras demandas donde poder generar perspectivas de crecimiento. El nuevo pabellón es de una importancia capital para nuestra población, para el fomento del deporte en general, no solo para nuestro club, y esperamos que con esta noticia recibida se acelere todo y no haya que esperar a los desenlaces de las elecciones municipales para atrasar todo esto 12 o 15 o quien sabe cuántos meses más. Todos los pueblos cercanos han arrimado el hombro y han ayudado, cada uno en la medida que podían, a los diferentes clubes de Cehegín que nos vimos afectados. Para nosotros en particular, Moratalla en un principio, y Calasparra en la actualidad han sido una ayuda vital y un destierro agradable. Siempre estaremos en eterna gratitud, pero por favor, dadnos ya una casa que sentir nuestra, a poder ser mañana mismo. No son colores, es deporte.

Aprovechando que en nuestro veterano parque Juan Carlos I hace unos meses instalaron un par de canastas de mini, en plan como las míticas canastas del conde de campillos, los últimos sábados por la tarde se ha generado una corriente de acercarnos unos cuantos oxidados jugadores a echar unas pachangas y rememorar tantas tardes vividas a apenas 50 metros de distancia de allí en nuestra infancia. Yo a mis 40 años ya hago más el ridículo que otra cosa, pero me da igual, primero porque lo bueno de esta edad es que ya el sentido del ridículo me resbala bastante, y segundo porque lo importante no es ya mi propia percepción de mi incidencia en las pachangas, sino el sudor y el esfuerzo viejuno con el que vuelvo orgulloso a casa.

Ese paseo con la ropa sudada debajo de la chaqueta hacia casa, el parque que cruzo en silencio, la noche que ya se ha cerrado y que nos ha obligado a cortar el juego por riesgo a no ver ni el pase que te dan a 1 metro de distancia. Ese paseo con un balón bajo el sobaco, me ha traído tantos recuerdos, una niñez desocupada y feliz, un amor y una pasión por un deporte y por todo lo que conllevaba. Conversaciones alargadas al termino de cada esfuerzo, gente buena sin parar cruzándose por mi vida gracias a él. El olor a cesped que sube de abajo hacia mi, el humo que desprende mi cabeza, el camino de vuelta me acercó una sonrisa a los labios. A veces las palabras no tienen nada que decir, te lo dice la mística del momento.

Os dejo ya, intentaré que sea un hasta pronto, y lo hago con una chica que me parece que tiene mucha calidad, esto es el guerra y paz de Zahara. A mi me ha llegado.

Anuncios

2 comentarios en “El paseo del balón en el sobaco.

  1. Esas pachangas interminables… Esos piques que desaparecían cinco minutos después de terminar de jugar… Las palizas que se llevaban los catalanes flipados que se dejaban caer en verano…
    Cuantos recuerdos y todos buenos. Lo estaba leyendo y por mí cabeza pasaban todas esas imágenes que describes.
    Al final un grupo de amigos para toda la vida.
    Un abrazo y sigue escribiendo que se te da bien.

  2. Que envidia sana saber que volvéis a tener un campo de minibasket como el antiguo conde, cuantas horas de felicidad echadas en ese campo y cuanta falta hace eso aquí en Valencia que ni dios baja a echarse una pachanga. Disfrutar los que podéis de ello, un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s